Algunos consejos para cuando nos es difícil ganar masa muscular

drinkandgrow-aumentar-masa-muscular

Para las personas que tienen un metabolismo rápido y que apenas cogen peso con facilidad es todo un suplicio conseguir aumentar su masa muscular, y es que en cuanto dejan de cuidar su dieta y se descuidan pierden peso con mucha facilidad, consiguiendo que sus músculos disminuyan su volumen y no se vean bien tonificados. Es cierto que para estas personas es más sencillo marcar todos los músculos mediante el ejercicio, pero aun así es necesario que sepan algunas pautas a tener en cuenta para no bajar de peso rápidamente.

Planear un horario de comidas

Ante todo es importante que evitemos el catabolismo, que es que nuestro propio cuerpo se acabe consumiendo la masa muscular. Esto puede suceder fácilmente en este tipo de personas, ya que al funcionar su metabolismo más rápido, consumen antes la glucosa y las reservas de grasa, echando mano de los músculos cuando realizan actividad deportiva. Por eso es importante evitar ese riesgo, y para ello lo que haremos será comer cada dos o tres horas, de modo que realicemos unas siete comidas para mantener unos niveles de glucosa adecuados y no echar mano de los músculos.

A pesar de realizar muchas comidas, éstas deben de hacerse con cabeza, es decir, elegir alimentos saludables, bajos en grasas saturadas, verduras, frutas… es necesario para conseguir mantener un correcto peso corporal de la manera más saludable posible. Un punto a tener en cuenta a la hora de mantener el peso y de intentar ganar volumen es procurar que en todas las comidas estén presentes las proteínas, ya que de este modo estaremos dando alimento a los músculos que lo necesitarán.

Usar complementos alimenticios

Para conseguir mantener unos buenos niveles de proteínas, podemos echar mano de complementos alimenticios como batidos de proteínas, barritas ricas en proteínas…

No entrenar con el estómago vacío

A la hora de acudir a entrenar no lo debemos hacer con el estómago vacío, ya que es necesario que acudamos con las reservas de glucosa llenas para poder obtener así energía rápida y necesaria para poder afrontar la rutina de entrenamiento sin consumir ninguna reserva de grasa o músculo de nuestro cuerpo. Lo mismo sucederá después de entrenar, ya que justo al acabar es importante ingerir proteínas de absorción rápida para dotar a los músculos del alimento que necesitan y así evitar que no crezcan.

Comer antes y después de entrenar

A pesar de haber ingerido proteínas justo después de entrenar, es necesario que más o menos como a la hora u hora y media comamos algo de alimento con buenas cantidades de proteínas, ya que esto nos ayudará a reponernos y mantener así nuestro cuerpo con unos niveles óptimos de nutrientes, evitando la pérdida de peso innecesaria. No hay que olvidar que al hacer ejercicio aceleramos aún más el metabolismo, con lo que la quema de calorías en reposo aumenta, y con ello el riesgo de perder peso, que en estos casos suele ser mayor.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar